Los 10 niños más peligrosos de la historia

Natsumi Tsuji - A los once años esta niña japonesa fue sentenciada en el año 2004 a pasar nueve años en prisión por degollar a su compañera Satomi Mitarai con una navaja en un salón de clases después de vendarle los ojos. A pesar de que el sistema legal japonés no permite revelar la identidad de criminales juveniles, se cree que Natsumi Tsuji es el nombre real de la chica que conmocionó Japón y fue conocida en la red como "Nevada-tan" (chica con la camiseta de Nevada) debido a una fotografía de grupo de su clase en la que aparece con una sudadera de la Universidad de Nevada, en Reno y haciendo la señal de la victoria con los dedos. Natsumi Tsuji ha inspirado dibujos mangas y memes en la internet.

Jon Venables y Robert Thompson- El caso de estos amigos aún sigue estremeciendo a Inglaterra y al mundo, pues con tan sólo diez años secuestraron, torturaron y mataron a James Bulger, de dos años de edad. Primero le arrojaron ladrillos encima, luego lo golpearon repetidas veces con una barra de metal finalmente le quitaron los pantalones, los pañales y lo torturaron con baterías eléctricas. El cadáver de James Bulger, fue encontrado cuatro días después de su secuestro, el 16 de febrero de 1993, en una vía férrea del paraje de Walton; un tren había cortado su cuerpo en dos.

En 1994 en Estados Unidos, Eric Smith fue sentenciado a los trece años a cadena perpetua por el asesinato de Derrick Robie, un niño de cuatro años. El pequeño fue estrangulado, golpeado en la cabeza con rocas de gran tamaño y sodomizado con un palo.

Joshua Phillips - A los 14 años, golpeó a su vecina de ocho años hasta matarla, después escondió su cuerpo bajo su cama durante una semana, cuando su madre descubrió el cuerpo de la niña por el olor fétido proveniente del cuarto, él le confesó que la había matado mientras jugaba con ella, su madre salió corriendo de la casa y Joshua aprovechó para apuñalar el cuerpo 11 veces. Fue condenado a cadena perpetua por la policía de Florida en 1999.

Una foto sin fecha proporcionada por el Departamento de Archivos e Historia de Carolina del Surmuestra a George Jr. Stinney la persona más joven en ser ejecutado en Carolina del Sur.Sesenta y cinco años después, un activista de la comunidad está luchando por limpiar el nombre de Stinney, diciendo que el joven negro no podría haber matado a dos niñas blancas.George Friersonun miembro de la junta escolar de 56 años de edad, y el inspector de textiles, cree que la confesión de Stinney fue forzaday que su ejecución era sólo otra muestra de lainjusticia que sufrieron los negros en los tribunales del sur en la primera mitad de la década de 1900. (Foto AP / Departamento de Archivos e Historia de Carolina del Sur)

Mary Bell - El 25 de mayo de 1968, un día antes de cumplir once años, la británica Mary Flora Bell asesinó por estrangulamiento al niño de cuatro años Martin Brown, seis días después vuelve a asesinar también por estrangulamiento a otro niño, convitiéndose en una de las más jóvenes asesinas en serie de la historia. Su segunda víctima, Brian Howe, tenía tres años y ella le mutiló los genitales y le cortó parte del cabello. Los informes policiacos concluyeron que después de estrangular a Brian Howe, regresó más tarde para marcar con una navaja sus iniciales y las de su amiga Norma Bell sobre el cuerpo. En la foto aparece Mary Flora Bell a los 16 años, en 1973.

Jordan Brown - En el año 2009 cuando tenía once años de edad, tomó la escopeta de su padre y le disparó en la cabeza a su madrastra la cual tenía ocho meses de embarazó, después de cometer el crimen salió de su casa y se subió al autobús para ir a su escuela en Pensilvania.

Petiso Orejudo - Este chico argentino, llamado Cayetano Santos comenzó su carrera criminal en 1904, con tan sólo siete años de edad, escogiendo a otros niños como sus víctimas. Cayetano Santos también era pirómano, de hecho quemó a una niña viva. Otra de sus víctimas fue Jesualdo Giordano un niño de tres años al que estranguló con una cuerda y posteriormente le atravesó la sien con un clavo de tres pulgadas

Foto de la época y foto de la tumba del joven criminal argentino Cayetanos Santos Godino, conocido como el Petiso Orejudo, uno de los mayores sicópatas en los anales criminales del país. Fue responsable de la muerte de cuatro niños, siete intentos de asesinato y el incendio de siete edificios


Jesse Pomeroy - “Sí, supongo que yo lo hice, deténganme” fue lo que contestó en 1874 cuando los policías de Massachusetts le pidieron que confesara por qué había torturado y matado a ocho niños menores de 10 años. Inició sus crímenes a los 12 años.

Entradas populares